Estadísticas de visitas

viernes, marzo 11, 2005

El Ayuntamiento de Sevilla pagó facturas falsas por valor de 50.000 euros a un amigo de Juan Guerra

La noticia está saca íntegramente de www.libertaddigital.com:

El Ayuntamiento de Sevilla pagó facturas falsas al jefe de seguridad de los mítines del alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE). Según publica este viernes el diario El Mundo, José Pardo García cobró en 2003 del Consistorio cheques por valor de casi 50.000 euros por unas obras que no llegaron a realizar en el distrito Macarena de la capital hispalense. La relación Pardo-PSOE en asuntos turbios viene de hace años, ya que estuvo vinculado a los escándalos de Juan Guerra, hermano del ex vicepresidente del Gobienro, Alfonso Guerra.

El encargado de seguridad de los mítines del alcalde de Sevilla, José Pardo, cobró de los responsables del distrito Macarena, uno en los que PSOE goza de más implantación, entre el 8 y el 9 de mayo de 2003 un total de 49.664,58 euros en cheques a nombre de COS (Contratas y Obras de Sevilla S.L.).

Según la información que publica este viernes el diario El Mundo, estos casi 50.000 euros que Pardo cobró al Ayuntamiento hispalense por obras públicas proceden de un libramento de 601.012 euros que el Ayuntamiento autorizó a favor del concejal delegado del citado distrito. En este sentido, el Partido Andalucista ya advirtió en diciembre de que aún estaban pendientes de justificación 72.000 euros de aquella partida un año y medio después de que fueran adjudicados y el martes pasado denunció que en las cuentas que justifican este libramento, existían dos facturas falsas por obras públicas que no se realizaron.

Amigo de Juan Guerra

El nombre de José Pardo ya era conocido de la época de Juan Guerra, cuando se conoció su estrecha relación y sus continuas visitas en su despacho en la Delegación del Gobierno durante la etapa de éste como "asistente" del vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra. Durante la dirección de Agustín Ortega Limón, el Servicio Andaluz de Salud abrió un expediente disciplinario a José Pardo que el propio Juan Guerra, haciendo uso de sus influencias, intentó anular.

Las relaciones entre José Pardo y Juan Guerra quedaron más que demostradas al acreditarse más de 25 visitas en la Delegación de Gobierno, donde se anotaban como "Pepe". También hubo de enfrentarse a un proceso judicial por extorsión y fue condenado por cohecho en la concesión del servicio de ambulancias. Además, José Pardo García figuró como administrador de la empresa sevillana Darom SA, una firma en la que también aparecían como socios Alberto Ayerbe, jefe de Gabinete del consejero de Cultura, y entro los empleados figuraba Emilio Guerra, hijo de Juan Guerra.