Estadísticas de visitas

domingo, abril 24, 2005

El 'relativismo' de Noam Chomsky

He leído el artículo de Noam Chomsky, publicado hoy en El Periódico de Cataluña, en el que él mismo se contradice y pone de manifiesto una ideología confundida y que tiende más hacia la propaganda que hacia la información.

En primer lugar, el lingüista critica el "relativismo" de algunos países occidentes porque interpretan la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de manera selectiva y especifica que "uno de los principales relativistas es el Estado más poderoso del mundo, líder de las autodesignadas "naciones ilustradas", es decir, el EE.UU en el que Noam Chomsky vive en su apartamento de más de 200 metros cuadrados y en dónde se alimenta con todas las exquisiteces alimenticias que el capitalismo, que tanto critica, le permite ingerir.

En relación a esta visión relativista, hay que explicar que el primer relativista que mira de manera selectiva en función de su interés ideológico es el propio Chomsky. Típico pro-comunista que siente vergüenza de vivir en Occidene, aunque se aproveche de todas sus vantajas (al igual que Michael Moore), y que respalda y apoya tesis como que los campos de concentración nazis no existieron o el compromiso social de Fidel Castro.

Y es aquí, donde Chosky cae en su contradicción. Afirma en el artículo: "El terrorismo de Estado registró una escalada, siempre con el respaldo de Estados Unidos y con ayuda de la complicidad y el silencio de Occidente. Atrocidades similares están ocurriendo en la actualidad, a manos de fuerzas armadas abastecidas y adiestradas por Washington, con el respaldo de aliados occidentales: por ejemplo, en Colombia, principal violador de los derechos humanos del hemisferio, y principal destinatario de la ayuda militar norteamericana. Al parecer el año pasado Colombia conservó el récord de asesinar más activistas sindicales que el resto del mundo combinado".

Es cierto que EE.UU está ayudando a Colombia. Sin embargo, el descaro de Chomsky es vergonzoso cuando en lugar de destacar que con el presidente Uribe y con su política ha conseguido descender en un 50% el número de asesinatos y secuestros realizados por las FARC y otras milicias terroristas --por cierto, apoyados por el presidente de Venezuela Hugo Chaves (con una trayectoria democrática inexistente)-- se encarga de denunciar unos actos que, sin confirmar, posiblemente no fueran ordenados desde el Gobierno.

Así es el señor Chomsky. Apoyar a los de su ideología. Da igual que sean Castros, Chaves o demás dictatorzuelos de poca monta.