Estadísticas de visitas

jueves, mayo 05, 2005

Cuando la buena noticia y la mala noticia es la misma

"La buena noticia es que todos podemos publicar y la mala noticia es que todos podemos publicar". Breve, clara, concisa, precisa y directa. Esta es la demoledora afirmación del doctor en Comunicación Pública y profesor de la Universidad de Navarra, José Luis Orihuela, durante su conferencia en la I Jornada de Periodismo Digital de la Universidasd Cardenal Herrea- CEU de Elche.

Con esta frase resumió las ventajas y desventajas que ofrece internet a las personas que quieren publicar en la red, ya que considera que Google sabe donde está toda la información y si un usuario no está en Google "no existe".

Sin embargo, aclaró que el buscador más conocido de la actualidad no sabe "lo que significan" sus resultados por lo que argumentó que es "inevitable que la calidad sobreviva en un contexto de 53 millones de páginas digitales".

Esta idea, que es la misma que expresó en la conferencia anterior David Aragón, nos lleva a la necesidad --o no-- de que el blogger se identifique en su página. El editor del blog más visitado de España,
ecuaderno, señaló llegará el día en que "el blogger se quiera identificar" porque cuando se oculta surge la "sospecha" de la fiabilidad de la página en la que estamos navegando.

En este sentido, Orihuela abogó por la necesidad de la existencia de un pacto implícito entre el autor y el lector que genera un marco en el que se interpreta lo que se dice en la web y aseguró que en un futuro será importante que "se produzca una asociación para la creción de principios éticos en los bloggers".

Así entró en el punto de la responsablidad social del blogger. Al contrario de lo afirmado por Inma Bermejo en la conferencia anterior, el profesor Orihuela señaló que "los weblogs, como escritura pública, general algún tipo de responsabilidad y no pueden hacer lo que quieren". Ejemplificó sobre distintos despidos%