Estadísticas de visitas

lunes, julio 11, 2005

Cuatro atentados masivos vistos a cuatro días del último

Los atentados del pasado 7 de julio en Londres han puesto de manifiesto que los terroristas islámicos mantienen su política asesina de matar a inocentes desconocidos, de cualquier país, ideología, religión y creencia. Ya van cuatro: Estados Unidos, Bali, Madrid y Londres.

Cuatro días después de la matanza, con la ventaja que da el tiempo para la reflexión del escritor, uno no deja de sorprenderse de la cantidad de cosas que escucha en los medios de comunicación. Parece mentira que haya gente que todavía continúe manteniendo la tesis de que estos terroristas luchan por la injusticia de Occidente contra ellos, por el hambre, por la segunda guerra de Iraq. Y lo afirman sin tapujos. Un famoso escritor dijo en una emisora de radio: “hay que diferenciar entre causa y justificación. Justificación no tiene ninguna el atentado. Pero cuando uno empieza a analizar las causas se me viene a la cabeza la guerra de Iraq, el sida, el hambre,…”.

Es cierto que hay hambre e injusticia en los países subdesarrollados. Sin embargo, hay que ir más lejos y analizar lo que hacen estos terroristas. En primer lugar, los atentados masivos contra gente anónima no empezaron con la guerra de Iraq, sino antes. En segundo lugar, hay que señalar que estos terroristas que se presentan como libertadores de sus compatriotas no tienen ningún reparo en asesinar en ellos a musulmanes como ellos. Les da igual: no lo hacen por sus compatriotas, sino por ellos mismos.

Además, los que critican el hambre que existe en el mundo, entre sus amigos, compatriotas y pobres personas son los mismos que viven en abundancia, con gran cantidad de riquezas y sin pasar muchos problemas económicos. Viven con sosiego y financian una infraestructura asesina que abarca todo el planeta. Y, lo que es más irónico es que asesinan a los países donde mejor se vive, donde hay mayores cotas de libertad, donde hay un mayor bienestar y el respeto a otras culturas y religiones se practica al día, mientras que a los dictadores que matan de hambre a sus ciudadanos –mejor decir súbditos- no les dan importancia.

Lo cierto es que ningún terrorismo busca justicia. No busca venganza y ni mucho menos es una guerrilla que trata de solucionar y poner fin a los problemas de los países subdesarrollados, como dicen algunos periódicos. No. Lo que quieren es la desmembración de los países occidentales, la caída de las democracias para implantar la religión de Mahoma: el islam. Y estos radicales no dudan en matar a aquellos compatriotas que practican el islam dentro de unos valores democráticos y respetando la Carta Magna de las personas: La Declaración de Derechos Humanos del Hombre y del Ciudadano. Porque es esto y sólo eso lo que está por encima de ideologías, valores y hombres.

Uno de los mayores progresos del ser humano es comprender que el hombre tiene que obedecer a las leyes para no tener que obedecer a los hombres. Los fundamentalistas no lo quieren comprender. El poder es más atractivo que la libertad, la tolerancia y el dinero.

4 Comments:

Blogger Vicente Torres said...

Nos esperan tiempos difíciles. Tardaremos en saber como enfrentar este terrorismo.

9:52 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Nice site!
[url=http://lcjkwmgw.com/mzzz/agrl.html]My homepage[/url] | [url=http://uyjumdfo.com/mymg/dwrf.html]Cool site[/url]

1:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Great work!
My homepage | Please visit

1:03 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Great work!
http://lcjkwmgw.com/mzzz/agrl.html | http://ksbdczpn.com/qzhd/tsai.html

1:03 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home