Estadísticas de visitas

miércoles, septiembre 21, 2005

Todos a pagar

Resulta curioso como los ciudadanos nos olvidamos tan pronto de las cosas que dicen y hacen nuestros políticos. En la oposición, los socialistas no hacían más que criticar el retraso en la investigación del accidente del Yakolev, la negligencia del Gobierno del PP en el desastre del Prestige, la implicación de España en la guerra de Iraq.

Ahora, nos olvidamos o no damos la importancia de otros tiempos a los incendios que han azotado España, en especial el de Guadalajara en el que murieron 11 personas y nadie del Gobierno de la Comunidad ha asumido responsabilidades – bueno la que fuera de Medio Ambiente presentó su dimisión, aunque ya ha sido recolocada en una empresa pública, así que eso no cuenta.

Tampoco nos importa conocer el impacto ambiental que el fuego ha causado en nuestros bosques y que tardarán centenares de años en volver a regenerarse. Más que en la catástrofe del Prestige. ¿Y los ecologistas de bandera? ¿Dónde están? ¿Actores? ¿Mundo de la Cultura? Desaparecidos. Es lo que tiene este país, que nos olvidamos de lo que queremos y exageramos lo que nos da la gana. Y así nos va.

Tampoco nos hemos interesado en conocer las causas del accidente del helicóptero en Afganistán, que posiblemente podría estar haciendo unas maniobras para los que las tropas no estaban preparadas. El Gobierno lo soluciona de una forma muy sencilla y demagógica: caras compungidas, conferencia televisiva, caras tristes y poca investigación. Y así nos va.

En los últimos día, vuelve el clásico de la izquierda: Nos suben los impuestos. En la oposición, como no podía ser de otra manera, Zapatero criticó que con el PP habían subido los impuestos indirectos y que manipulaba la información sobre ellos. Sin embargo, ahora en el poder y en poco más de un año, en lugar de tomar alguna medida económica de relevancia se dedica a subir los impuestos justificando que “son de izquierdas”. Cuando se ha visto tanta estupidez.

El pasado lunes, entró en vigor la subida de los impuestos de un 10 por ciento en el caso del alcohol y un 5,3 por ciento en el del tabaco. Además, las comunidades socialistas aplicarán un impuesto sobre la gasolina. Y ya nos insinúan que quieren subir tres impuestos más: IRPF, una Ecotasa y otro para luchar contra la pobreza.

De ellos, sin ninguna duda, el más curioso es el de luchar contra la pobreza. El Gobierno parece desconocer que el problema para luchar contra la pobreza no es que se done más dinero sino que, hasta que llega a los países necesitados, se “pierden” muchas de estas ayudas. Perder por no decir robar, quitar o cobrar comisiones. ¿Nos olvidamos de las responsabilidades de Annan en el acuerdo Petróleo con Alimentos?

Cada vez uno se sorprende más de lo que sucede en este país, pero lo que a uno le entusiasma, por encima de todo, es la capacidad que tiene la izquierda para hacer propaganda, manipular y mentir con la demagogia y sin que nadie le exija responsabilidades. En esto son unos fenómenos.