Estadísticas de visitas

martes, octubre 18, 2005

Alicia de Miguel admite que las inspecciones que se realizan en centros sociales "no son suficientes"



La consellera de Bienestar Social, Alicia de Miguel, estuvo hoy en la ciudad de Alicante para entregar los diplomas a los menores que han conseguido su título en centros de reeducación. El acto se realizó en la Conselleria de Bienestar Social de Alicante, junto al barrio de Campoamor. Había coincidido en un par de ocasiones con esta señora. Nunca le había preguntado nada y no tenía ninguna idea preconcebido sobre su trabajo. Sin embargo, lo de hoy ha sido lamentable.

Y es que se ve que la mujer no está acostumbrada a que le hagan preguntas inoportunas. O por lo menos que no tenga concertadas con antelación porque, educación --lo que se dice educación en esta mujer brilla por su ausencia--. El caso es que la consellera de Bienestar Social acababa de llegar al centro a entregar estos diplomas. Tras las preguntas cartacterísticas de una valoración sobre la entrega de diplomas y unas cuantas cosillas más que no inquietan a nadie, alguien le pregunta que opina de las declaraciones del Síndic de Greuges en las que decía que para evitar casos de abusos en centros sociales como los geriátricos había que intensificar los niveles de inspecciones en dichos centros.

Una vez escuchada la pregunta, la consellera no se lo tomó nada bien. Miró al encuestador y entre una sonrisa que mostraba su enfado y una prepotencia que la definía como persona contestó con voz gravedad y de malas formas: "es que usted me dice es una obviedad". En fin, que creo yo que para contestar una pregunta tan sencilla no es necesario ponerse de tan malas formas. Se ve que no le gustó la pregunta cuando se ha sabido hoy que en Concentaina se ha producido un caso de este tipo de abusos en un geriátrico.

La cosa no termina ahí. Después de esa "obviedad", que yo me pregunto que si es tan obvio porque no se han puesto los medios para invertir en el programa de bienestar en el que tan sólo se ha desarrollado un 20 por ciento en cuatro años, la consellera ha admitido que las inspecciones en estos centros "no son suficientes porque siguen cometiéndose estos delitos" y que no se puede garantizar que se produzcan estos delitos "por muchas medidas que se pongan en inspección".

Bueno, tiene razón en que por muchos medios que se pongan no se va a solucionar todos los problemas "del mundo ni que este es un mundo feliz y contento", como ha afirmado en tono irónico tras la pregunta y que, nuevamente, ha puesto de manifiesto su carácter. Por cierto, el carácter de una Alicia de Miguel que lo primero que hace cuando le preguntan por algo es averiguar a que medio pertenece el periodista. ¿Para qué? Ella lo sabrá, pero a mí me suena a puro comunismo y chantaje. Aunque lo peor de todo es cuando las empresas periodísticas o los profesionales ceden a los políticos.

A pesar de todo, Alicia de Miguel manifestó que "es evidente" que en la Administración Pública "tenemos que seguir mejorando en prestaciones sociales y servicios públicos". Además, aseguró que la situación de los enfermos a mejor con respecto a la de hace diez años. Cosa, por cierto, que no debe de ser novedoso ni noticia, sino una obligación de la Adminsitración Pública. Pero bueno, aquí todos se suman puntos por lo que se hace con el dinero de todos.

Además, consideró que la Administración tiene "un gran servicio de inspección". No dudo de la profesionalidad de los trabajadores, pero decir que es un "gran" me parece utópico porque en los últimos meses ya se han conocido varios casos de violencia en geriátricos de la Comunidad Valenciana. Así que algo pasa. Es como las unidades de riesgos laborales, que ha descendido mientras los accidentes mortales aumentan.

Aunque lo más patético de su retahíla de palabras ha sido cuando se ha puesto el carcaj a la espalda y ha salido ese espírituo aventuresco y esperanzador de todo político: "Yo quisiera erradicar del mundo a los delincuentas que hacen delitos con los que no se pueden defender. Erradicar la violencia en los geriátricos si todavía queda alguna, también contra la mujer, contra los adolescentes, jóvenes, abusos, maldad del mundo".

No obstante, pronto ha aterrizado y ha afirmado que "estas cosas ocurren y estamos trabajando para mejorar esta situación y poco a poco erradicar esa violencia de la sociedad. Esto no siginifica que vayamos a lograr que en una semana, dos o tres desaparezcan todas las situaciones que no deben existir, no pero sí que trabajamos para conseguir porque eso es la meta".

En fin, que yo que pensaba que había en el PP una clase política coherente, educada, con ideas propias y con capacidad para razonar, y me doy cuenta de que todavía hay "más de lo mismo", de palabras vacías y de autopromoción vomitiva. Pero, sin ningún tipo de dudas, lo peor es la falta de educación.

3 Comments:

Blogger CARLA S. HERRERA said...

No hay preguntas impertinentes sino respuestas estúpidas. En este caso está claro quien ha quedado en evidencia.

6:15 p. m.  
Blogger Vicente Torres said...

Lo que no ha pasado por su mente, eso lo ha dejado claro, es dimitir.
En lugar de ello, se fotografió bajando a un zulo.
Saludos,

9:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Qué pasa con el blog, que no lo actualizas. Víctor Romero

1:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home